Internet ha cambiado y está cambiando el mundo. No es exagerado afirmar que la aparición de la Red representa un punto de inflexión para la civilización similar al que supuso la invención de la imprenta y el inicio de una revolución económica, social y cultural. En este mundo hiperbólico, hiperactivo, hipocondríaco e hiperconectado el 77 % de los usuarios de la Red afirma que no podría volver a vivir sin Internet. Ahí queda eso.

Además, todos estos cambios que nos están afectando, lo están haciendo a una velocidad nunca antes vista. Todavía no hemos acabado de asimilar una nueva tecnología, un nuevo servicio, un nuevo hábito, un nuevo “loquesea” y aparece otra novedad que nos obliga al reciclaje intelectual, para deleite del mundo geek y azote de los nacidos en la era analógica.

Y como muestra de la celeridad a la que se mueven las cosas en el siglo XXI, un botón. La radio necesitó 38 años para alcanzar los 50 millones de usuarios, la TV 13 años e Internet… tan sólo 4 años. Pero aquí no acaba el frenesí digital, los iPods necesitaron 3 años para alcanzar los 50 millones de unidades vendidas, y en 9 meses se descargaron en la Red 1.ooo millones de aplicaciones para estos dispositivos. Y para rematar estos contundentes datos, destacar los 100 millones de usuarios que alcanzó Facebook en menos de 6 meses.

En septiembre de 2009, ya éramos 1.733 millones las personitas del mundo que disfrutábamos de Internet. Parecen muchos, pero son apenas el 26% de la población mundial; lo que da una idea del largo recorrido que le queda todavía a la Red. Casi un 75% de los habitantes del planeta Tierra no gozan de los placeres de Internet.

La inmensa mayoría de este 25% de afortunados ya ha “jubilado” los sobres y los sellos para pasarse al correo electrónico, ¿cuánto hace que no depositas una carta en un buzón? Basta con abrir cada mañana nuestra aplicación de correo electrónico para darnos cuenta de que se envían muchos e-mails. El año pasado, los internautas nos enviamos la friolera de 90 billones de e-mails. Lo que representa un promedio diario de 247.000 millones, de los cuales 200.000 millones son spam.

En diciembre de 2009,  se calcula que existían 234 millones de páginas web. De las cuales, 81,8 millones bajo el dominio “.com”.  Por cierto, el Dominio “.com” más antiguo del que se tiene constancia es www.symbolics.com que data de marzo del 1985. El fenómeno blog crece exponencialmente y ya hay más de 126 millones de bitácoras en Internet.

La gente utiliza Internet, básicamente para buscar y encontrar información. A lo largo de 2009, se realizaron más de 131.000 millones de consultas en buscadores (un 46% más que en 2008) o visto de otras formas: 4.000 millones de consultas diarias, 175 millones por hora o 29 millones por minuto. El “gran hermano” Google acapara el 65% de las consultas mundiales y el término “Michael Jackson” fue el más búscado en Google en 2009.

Cuando todo esto que llamamos genéricamente “Internet” empezó a popularizarse, -en algún momento entre la aparición de Yahoo y antes de la crisis de las puntocom- muy pocos imaginaban el poderío que hoy en día atesoran las Redes Sociales, llegando a desbancar al antaño todopoderoso porno como principal uso de la Red. Algo sorprendente teniendo en cuenta que el 49% de los internautas dedica más tiempo a navegar en Internet que a su pareja, según una encuesta realizada por Yoigo en 2009.

Y todo indica que las Redes Sociales son mucho más que un fenómeno transitorio y han llegado para quedarse en nuestras vidas. En España, los menores dedican una media de 1 hora y 23 minutos diarios a navegar por Internet. De los cuales, casi una hora la pasan navegando en Redes Sociales y 15 minutos viendo vídeos en ‘Youtube’. Un dato demoledor y clarificador para las marcas que se dirijen al target infantil: los menores pasan menos de un 1% de su tiempo de navegación visitando webs infantiles.

El rey/reina indiscutible de las Redes Sociales es sin duda alguna: Facebook. Con más de 400 millones de usuarios, si fuese un país sería el 4º más poblado del mundo. Más de la mitad de los usuarios activos de esta Red Social visita el sitio a diario.

Twitter, la red social de los 140 caracteres, acabó el 2009 con 75 millones de usuarios según un estudio de RJMetrics y unas estadísticas más que curiosas. Si la comunidad de Twitter tuviese 100 personas: 20 estarían muertas (cuentas vacías), 50 serían unos vagos (no twittearon en la última semana), 5 personas tendrían  más de 100 seguidores o followers y 5 personas serían los “mediáticos” que crean el 75% de los mensajes. En noviembre de 2009, se publicaban 27,3 millones de tweets por día y el usuario con más followers (4, 25 millones de seguidores) es @aplusk; conocido en el mundo real como Ashton Kutcher.

Youtube, el segundo buscador más usado en el mundo después de Google, se ha convertido en una de las 5 páginas más visitadas del mundo y  en todo un gigante aglutinador de audiencias online con más de 200.000 visitas al día. En noviembre de 2009, disponía de más de 7.560.290 vídeos y sus usuarios visionaban de 1.000 millones  de vídeos cada día. Datos impresionantes que no bastan para explicar cómo el vídeo “Charlie bit my finger – again”  es el más visionado de Youtube. Si alguien tiene alguna teoría al respecto que la comparta, please.

 

 

La onda expansiva de Internet nos avasalla con datos de penetración del medio, hábitos de consumo, tweets, buscadores, audiencias, e-mails, bebés que muerden, etc, etc, etc… Súmale el tema de los derechos de autor y los manifiestos a favor de los derechos fundamentales de internet, las radios online, la autoedición, las acciones virales, el P2P, la Wikipedia, la formación online, fotos subidas de tono de estrellas del pop, los agregadores de contenido, las redes profesionales, flickr, el streaming y cómo no, Google, Google y más Google, con sus constantes adquisiciones, lanzamientos e innovaciones.

Y, a todo esto, de repente tal día como hoy, aparece el blog de El jugador número 12 con la misión casi imposible de hacerse notar en la red, hablando de lo que nos gusta: Marketing, Comunicación, Publicidad e Internet. Con la osadía y el descaro de hacerse un hueco en este mundo tan abarrotado y llenar algún pequeño vacío de la Red (si es que queda alguno), aunque sólo sea para unos cuantos internautas.

Si has llegado hasta aquí, después de leer este post de 1.117 palabras (titular incluido) sólo me queda felicitarte y darte las gracias, tú eres uno de ellos. Bienvenido al blog de El jugador número 12, sal al campo y diviértete.

Fuentes: